¿Sabías que Volkswagen desarrolló un Golf eléctrico sólo 2 años después de su lanzamiento, en los 70?

Elektro-Golf I (1976).

Volkswagen empezó el desarrollo de vehículos eléctricos en la década de los 70. Curiosamente, sólo dos años después de lanzar el Golf, la marca ya estaba desarrollando el primer Golf eléctrico. Y siguió haciéndolo. Aún hay 50 Golf III CitySTROMer, fabricados entre 1993 y 1996, funcionando con la tecnología original.


Hablar de Volkswagen y los vehículos eléctricos es toda una historia. En nuestro repaso de las marcas y la movilidad eléctrica no podía faltar todo un icono, como es el Golf. Pero el desarrollo de VE de Volkswagen comenzó un poco antes del primer Golf eléctrico.

Empezaban los años 70 y la marca iniciaba sus investigaciones, que daban como resultado el T2 Elektro Transporter en 1972. En el proyecto intervinieron Bosch, Varta y RWE. Era una furgoneta con un motor CC de 16 kW (22 hp). Sus baterías eran de plomo y pesaban 850 kg, lo que hacía que el peso total del vehículo fuera de 2,2 toneladas.

Volkswagen fabricó 120 unidades del T2 con diferentes carrocerías.

Elektro Golf I

Dos años después del lanzamiento del Golf, VW ya estaba construyendo el modelo en versión eléctrica. Fue consecuencia de la crisis del petróleo de entonces. No obstante, de este primer Golf sólo desarrolló unos pocos vehículos de prueba.

El concepto del coche fue sencillo. En lugar del motor de gasolina se incorporó uno eléctrico de corriente continua. Y además, no perdió su caja de cambios de cuatro velocidades. Sus baterías de plomo, de 16,6 voltios, se recargaban en 12 horas mediante un enchufe normal y con un cargador que llevaba el propio coche.

Golf I CitySTROMer

Llegó la década de los 80 y siguió la evolución del Golf eléctrico. Basado en el Elektro Golf I, el primer CitySTROMer se desarrolló en conjunto con RWE, la empresa de servicios públicos. 20 vehículos, de un total de 25 fabricados, se destinaron a una flota de RWE.

Golf I Citystromer.
Golf I CitySTROMer.

El coche era un cuatro plazas y pesaba una tonelada y media, por sus baterías de plomo. Su autonomía era de 60 km.

El Golf I CitySTROMer fue, realmente, el primer coche eléctrico idóneo para el uso diario de VW.

Golf II CitySTROMer

La segunda generación se basó en el Golf Mark II, aunque utilizaba buena parte de la tecnología del anterior CitySTROMer. VW lo presentó en 1985.

Golf II Citystromer.
Golf II CitySTROMer.

De este modelo se fabricaron 70 unidades que se destinaron, en su mayoría, a flotas de pruebas.

Golf III CitySTROMer

Tras el lanzamiento del Golf Mark III, VW decidió lanzar también un nuevo eléctrico: el Golf III CitySTROMer. Desarrollado junto a Siemens, su lanzamiento al mercado llegó en 1993. Hasta 1996, fueron 120 las unidades que se fabricaron.

Golf III CitySTROMer (1993-1996).
Golf III CitySTROMer (1993-1996).

El coche tenía una autonomía de más de 90 km y podía optar a una recarga rápida, del 80% de su capacidad, en hora y media. Muchas de sus tecnologías eran un verdadero adelanto al futuro, como la recuperación de energía de la frenada.

Hoy siguen en perfecto funcionamiento 50 unidades de aquel Golf III CitySTROMer, son la tecnología original.

Golf VI Blue-e-Motion

En la cumbre de movilidad eléctrica de Berlín de 2010, VW presentó el Golf VI Blue-e-Motion. Las cosas habían cambiado considerablemente durante la primera década del siglo XXI. El nuevo Golf eléctrico se basaba ya en la sexta generación del modelo térmico y había mejorado notablemente su rendimiento y autonomía. Incorporaba ya tecnología de iones de litio; modo de recuperación de energía de frenada; tres diferentes modos de conducción para controlar el dinamismo y la autonomía del vehículo; y un sistema de carga rápida con corriente de alto voltaje.

Este prototipo anticipó muchas de las características que se desarrollaron más tarde en la producción actual de e-Golf. De él sólo se fabricó una pequeña flota de pruebas.

Volkswagen e-Golf, el primer Golf eléctrico de serie

El e-Golf llegó en 2013. Basado en el Golf Mark VII fue el primer modelo eléctrico de la marca producido en serie. El vehículo desarrollaba una potencia de 116 CV, con 270 Nm de par. Su batería de iones de litio de 24,2 kWh, que permitía una autonomía de 190 km, se podía cargar al 80%, mediante CCS, en 20 minutos.

Volkswagen e-Golf.
Volkswagen e-Golf.

A España llegó el e-Golf en 2014. Después, el e-Golf vivió una actualización en 2017 que elevó su potencia, hasta los 136 CV, con un par máximo de 290 Nm. La capacidad de la batería pasó a 35,8 kWh, permitiendo una autonomía de casi 300 km.

Del e-Golf la marca había vendido 104.000 unidades el mes de enero pasado, siendo el vehículo eléctrico más vendido de VW.

Como dato curioso, VW presentó la octava generación del Golf antes de acabar el año pasado. El nuevo modelo ya está a la venta, pero tiene versiones híbridas enchufables. De un nuevo Golf eléctrico, no sabemos nada.

La entrada ¿Sabías que Volkswagen desarrolló un Golf eléctrico sólo 2 años después de su lanzamiento, en los 70? se publicó primero en Pásate a lo eléctrico.