Infoelectricos

Tenemos que acelerar la transición al transporte sostenible. ¿Nos ayudamos?

El camión eléctrico Nikola Tre tendrá acento español: las fábricas de Iveco en Madrid y Valladolid suministrarán las baterías

Nikola Motors y CNH Industrial, matriz de Iveco y FPT Industrial, han alcanzado un acuerdo para crear una empresa conjunta y fabricar desde el primer trimestre de 2021 el nuevo camión eléctrico de batería Nikola Tre en la factoría del consorcio italiano en Ulm (Alemania), actualmente el centro de ingeniería de chasis de Iveco.


Por su parte, las plantas de Iveco en Valladolid y Madrid se encargarán de suministrar los módulos de las baterías, lo que permitirá «un rápido aumento de la producción para satisfacer la fuerte demanda esperada», según reza el comunicado emitido por ambas compañías. Por el momento se desconoce si afectará en el número de empleados, aunque Gerrit Marx, presidente de Vehículos Comerciales y Especiales de CNH Industrial, ya lo ve como un importante paso hacia delante:

«Al recurrir a nuestras fábricas en Madrid y Valladolid, donde se produce el IVECO S-Way, podemos acelerar el ensamblaje final, la integración del motor y personalización de alta gama de Nikola TRE para una introducción oportuna en el mercado en 2021».

Fruto de esta asociación, que se ha materializado ahora aunque se dio a conocer en septiembre del año pasado, CNH Industrial tomara una participación de 250 millones de dólares en Nikola como el principal inversor de la Serie D.

En cuanto a la planta alemana ubicada en la región de Baden-Württemberg, en una primera etapa la compañía conjunta invertirá 40 millones de euros para actualizar las instalaciones de la fábrica, que se centrará en el montaje final del vehículo dentro del primer trimestre de 2021, arrancando las entregas del Nikola TRE ese mismo año.

Camiones eléctricos: así son los planes de los principales fabricantes ante el reto de electrificar el transporte de mercancías por carretera

Se trata de un proyecto que cuenta con respaldo económico público. De hecho, la región germana se ha comprometido una significativa inversión (aún sin especificar) para financiar proyectos de investigación y desarrollo en el área, que posee una fuerte presencia de industria de automoción, con diversas asociaciones de proyectos estratégicos.

Asimismo, el Gobierno Federal Alemán lanzó recientemente su borrador de Estrategia Nacional de Hidrógeno, que tiene como objetivo expandir el papel pionero de las Empresas de tecnología de hidrógeno. En esta estrategia, ha comprometido un total de 2.000 millones de euros para financiar el programa de innovación de hidrógeno, incluyendo el desarrollo de la infraestructura de distribución necesaria.

Un Nikola Tre eléctrico con batería y otro de pila de combustible de hidrógeno

Cabe recordar que, a pesar de que Nikola Motors anunció el pasado mes de diciembre una versión del Nikola Tre impulsada con un sistema de baterías (BEV), que promete una autonomía de 400 km para el próximo año, la primera variante dada a conocer de este modelo fue la de hidrógeno (FCEV), que paradójicamente no aterrizará en el Viejo Continente hasta dos años después, en 2023.

Concretamente, los primeros modelos en entrar en producción serán los camiones de batería eléctricos 4×2 y los articulados 6×2 con baterías modulares y escalables cuya capacidad es de hasta 720 kWh, pudiendo «adaptar el vehículo en función de las necesidades del cliente», explicó la firma.

Respecto al tren de propulsión, es capaz de desarrollar hasta 480 kW (643 CV) y un par máximo de 1.800 Nm, y estará disponible también en versiones rígidas de 2 y 3 ejes, con una masa máxima autorizada de entre 18 y 26 toneladas para la distribución urbana y las misiones municipales.

Para conocer más detalles sobre su comportamiento en carretera, habrá que esperar a las pruebas que comenzarán a mediados de 2020 con prototipos exhibidos en la exposición de vehículos comerciales IAA 2020 en Hannover, Alemania, el próximo septiembre.

Por su parte, el Nikola Tre de pila de combustible de hidrógeno (FCEV) ofrecerá varias configuraciones: tracción 6×4 o 6×2, potencias de entre 500 y 1.000 CV, y autonomías que variarán entre los 500 y los 1.200 kilómetros. El camión de pila de combustible se probará bajo el proyecto H2Haul financiado por la UE durante 2021 para un lanzamiento esperado en el mercado en 2023.

Los dos modelos completarán la gama, por el momento, junto con los Nikola One y Two. Asimismo, ambas versiones se basan en la nueva estructura del Iveco S-WAY, desvelado en junio del año pasado, pero integran la tecnología de camiones, controles e infoentretenimiento de Nikola.

Se trata en suma de una alianza cuando menos prometedora entre CNH Industrial y Nikola Motor con la que ambas firmas ya tienen un objetivo conjunto: «Acelerar la transformación de la industria hacia la neutralidad de emisiones de los vehículos pesados de Clase 8 en América del Norte y Europa a través de la adopción de la tecnología de pila de hidrógeno, y aprovechar la experiencia respectiva de cada socio para la exitosa fabricación de camiones de cero emisiones, así como irrumpir en la industria con un modelo de negocio completamente nuevo», concluyen.

Adminoscar

Volver arriba